Preguntas y respuestas de nosotros, para conocernos un poquito más

¿Qué hacían en Argentina, dónde se conocieron, dónde vivían, estudiaron, estaban trabajando al momento de decidir irse de viaje?

En Argentina los dos vivíamos en Castelar, Zona Oeste de Buenos Aires, teníamos amigos en común, pero nos conocimos en una discoteca, viejo estilo. Unos niños Flor con 16 años y Facu con 19.Viviamos cada uno con sus familias. Facu trabajaba en Aeropuertos Argentina 2000 y también estudiaba Lic, en Comercialización, pero ya se veía ahí trabajando por el resto de sus años y decidió darle la vuelta y empezó a averiguar visas para viajar y averiguando de una visa para irse a EEUU, en una charla, alguien comentó de una visa para Nueva Zelanda y no lo dudo… Cuando se lo comento a Flor ella lo vio más complicado, ya que se necesitaba mucho dinero y nuestras familias eran de clase media justa, además Flor en la vida había salido de Argentina, pero dijimos a por ello y empezamos a ver los requisitos de esta visa, uno de los tantos era demostrar los fondos en la cuenta de unos 10.000 dólares neozelandes, no había chance… Como buenos argentinos de buscarnos la vida, conseguimos un familiar para que nos preste la guita y así poder demostrar los fondos en una cuenta, sacar un extracto que diga que ahí estaban, para sacarlo en un mismo día, ponerlo en la otra cuenta y poder sacar otro extracto y devolver el dinero al otro día .. Y así fue… Por ese entonces éramos de los primeros y daban unas 200 por año. Los requisitos para este visado eran varios, pero las ganas de viajar eran más… Flor trabajaba haciendo promociones había empezado a estudiar Relaciones Laborales, pero todo era ahorro para NZ… Pudimos llegar a ahorrar los que se necesita para vivir una semana en Nz, solo 1 semana. Si no conseguíamos trabajo, hubiésemos dormido en una plaza o algo, pero esta claro que volvernos no estaba en nuestros planes, la íbamos a remar como sea necesario. 

¿Qué les dijeron sus familias en ese momento?  

La familia de Facu no se sorprendió porque anteriormente él ya se había ido a Australia con 18 años y eran normales ese tipo de locuras en él. Pero Flor no, nunca había salido del país ni de su casa y en su familia no se estilaba este tipo de aventuras, por lo cual estaban muy sorprendidos y no lo creían posible, hasta que nos fuimos. 

¿Por qué eligieron Barcelona como ciudad para asentarse por un tiempo y hacer base?

La realidad es que cuando nos ofrecieron quedarnos en Nz y Flor no quiso, porque quería volver a Argentina, y al volver a Argentina supo que se quería ir… No podíamos optar de nuevo irnos a Nz. Viendo las posibilidades y Flor que tenía pasaporte español nos decantamos por Barcelona, ciudad de donde venían los abuelos de Flor y que tanto le habían hablado desde Chiquita, contando miles de historias, lo veíamos como un destino familiar. También teníamos una amiga de la familia de Facu que nos recibió con los brazos abiertos y nos ayudó con los papeles. En una semana  con la experiencia de Nueva Zelanda, Flor ya estaba trabajando en un hotel. Facu tardo un pelín más, debido a los tramites para los papeles, pero dos semanas después también estaba trabajando en un hotel. 

Cuando viajaban solos como pareja ¿qué fue lo más difícil que les tocó atravesar? ¿y lo más lindo?

Cuando llegamos a Nueva Zelanda Flor se enfermo mal, de todo el cambio que suponía vivir en otro país, las despedidas, el idioma, cultura, etc. Fueron 4 días que no pudo salir de la cama con mucha fiebre. La realidad es que teníamos dinero para una sola semana y tuvimos que empezar a vivir del free food de los hostel, meta arroz con pimienta, jaja. Facu para el momento consiguió trabajo en la construcción haciendo piscinas, por supuesto, sin tener la menor idea de lo que era hacerlas. Otro momento no tan lindo cuando nos agarró el Tsunami de Japón/terremoto, y estuvimos incomunicados dos días en un barco chino y nuestras familias y amigos pensaban lo peor, fue bastante duro para ellos (justo hoy me recuerda Facebook que fue hace 9 años, te paso pantallazo) La verdad es que hace 12 años que nos fuimos a vivir a Barcelona y sentimos que vivimos de vacaciones, ya que vivimos en una ciudad muy disfrutable. Y lo que nos hace sentir más orgullosos es que nadie nos regalo nada y que valoramos mucho todo lo que hacemos.Vivir en Barcelona nos dio la posibilidad de recorrer el mundo, llevamos unos 50 países y aún nos quedan taaanto que queremos hacer. Momentos lindos tenemos muchos, couchsurfing en Japón con japoneses súper amables que nos trataron como reyes y quedamos muy amigos (3 de ellos vinieron a visitarnos a Bcn) , un gran viaje a Nepal de Trekking recorríendo pueblitos del medio del Himalaya, también conociendo la esencia de a la gente. Viaje en caravana por Australia y parar en playas desérticas, solos, solo para contemplar las estrellas. 

¿Cómo fue la primera vez que viajaron con los chicos? ¿Vos cómo sos como mamá, relajada, más bien tranquila?

Desde siempre viajamos con ellos con mucha liviandad, de una nos dimos cuenta que no era como la gente nos lo planteaba con el tema de niños/viajes… Somos conscientes que les puede pasar algo viajando, pero la realidad es que en cualquier lugar les puede pasar algo, Barcelona, Argentina o donde sea… La gente nos decía.. A Filipinas? Con la cantidad de terremotos y mosquitos que hay? Están seguros? Y si están muy lejos de un hospital y les pasa algo? Riesgos que decidimos correr. Para hacer este tipo de viaje hay que ser un poco irresponsable, jejeje, sino no lo haces. Ellos son los primeros que se adaptan y nos enseñan más de lo que imaginamos.Hemos dormido en aeropuertos, coches, no comimos por un día entero, varados en ciudades, etc etc, pero ellos como si nada, el problema generalmente lo tienen los padres de hacernos problemas por algo que ellos ni siquiera se percataron. Muchas veces Tomy el mayor nos dice, tranqui mami/papi, si no sale eso, saldrá otra cosa o tranqui, no pasa nada si no cenamos hoy (muchas veces llegábamos de noche a lugares que estaba todo cerrado) o Mami vos andá averigua todo, yo me quedo tranquilito acá cuidando a Pau (su hermanito de 4). Crecen tanto… Hay tanta diferencia de los niños que dejamos hace casi 5 meses en Barcelona, ojalá todos los padres tuvieran esta posibilidad de brindarles este tiempo a sus hijos. Ese tiempo de calidad, inolvidable para todos, ellos y nosotros. 
Como padres sentimos que somos bastante «relajados» , muy libres en su educacion, poniendo los límites que consideramos, pero muy flexibles, es más, bastante desastre en tema horarios, comidas, educación en general. Eso sí, hablamos y pasamos mucho tiempo con ellos. 

¿Cuál fue el destino que más les gustó?

El destino que más nos gustó en familia fue Filipinas, los paisajes increíbles, lo poco turística que és en muchísimos lugares, el color y temperatura del agua, la gente super amorosa con los chicos, los hacían sentir únicos, preguntándoles cosas, sacándose fotos con ellos, lo natural que es, queríamos sentirnos como locales (no pudimos porque los chicos eran famosos), pero pasamos dos meses ahí verdaderamente mágicos. Y viaje solo en pareja fue Japón, por eso creemos que será nuestro próximo destino con los niños ya que queremos mostrarles su cultura. 

¿Cómo costean los gastos?

Los dos trabajamos en hoteles, además tenémos un emprendimiento familiar de alquiler de bicicletas en BCN con el padre de Facu y además hace tiempo que venimos haciendo pequeñas inversiones en la bolsa que habían dado sus frutos. Fue proponernoslo y tirarnos a la pileta, la realidad es que hicimos un presupuesto estimativo y llegado el caso pensábamos hacer algún trabajito en Australia o Nueva Zelanda, pero por suerte creo que no lo vamos a necesitar.En BCN suprimimos muchos gastos innecesarios (los argentinos somos expertos), escribíamos en una hoja pegada al comedor los gastos y la meta a donde queríamos llegar.  Y la ruta que elegimos tratamos de atar cabos de país en país diciendo cada uno donde queríamos ir… Facu quería ir a Siargao, en Filipinas, ya que le gusta el Surf, Flor quería volver a Nz a mostrarles a los chicos donde trabajaban, Tomy siempre soñó con Hawaii y Pau quería ir a Disney. Compramos todos los pasajes y vamoooos, era empezar a materializar todo. Con los pasajes en mano, no había vuelta atrás. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *